En Rumbo a un Proceso Definido (III)

Anteriormente habíamos establecido a un Proceso Definido como un conjunto de Trabajadores, Herramientas, Plantillas y Flujos de Trabajo; de manera que en su conjunto facilitará el desarrollo de los sistemas y aplicaciones que se nos soliciten.

Ademas habíamos explorado al Proceso Trivial de Desarrollo, que si bien es definido peca por su poco alcance; lo cual le hace inadecuado para las tareas de desarrollo del mundo real.

Veremos que las deficiencias del Proceso Trivial de Desarrollo pueden ser atacadas si reorganizamos el proceso. Hemos de incluir algunas practicas que aquel deja por fuera y quizás, organizar el desarrollo en su conjunto en algún modelo de ciclo de vida. En este post, nos proponemos atacar este primer angulo, introduciendo la división del Proceso en un grupo de Disciplinas que por medio de su colaboración resuelven el proyecto de desarrollo en un marco de calidad, control y sentido de la profesionalidad.

Las Disciplinas que vamos a introducir resuelven el desarrollo por medio de un proceso en serie, esto es, una cascada de actividades que se ejecutan una luego de la otra. Recordemos que nuestra intención es contar con un Proceso Iterativo Incremental, por lo que nuestras disciplinas se ejecutan una vez por cada iteración y en múltiples pasadas van madurando los artefactos según los objetivos de ciclo de vida que se deseen alcanzar.

Por lo dicho hasta ahora, pasemos a definir nuestras disciplinas centrales de desarrollo:

Disciplina de Requisitos que ejecuta la identificación y captura de las necesidades que el proyecto debe cubrir con lo desarrollado.

Disciplina de Análisis (ver definición) que ordena en un esquema lógico lo que se ha implicado con los requisitos. Su principal producto son los llamados escenarios de análisis y las realizaciones de caso de uso. Todos artefactos que detallan el funcionamiento de un sistema (por ahora inexistente) que exhibe las funcionalidades solicitadas.

Disciplina de Diseño (ver definición) que encuentra una forma de sistema o código o arquitectura, que al momento de su puesta en ejecución da lugar a lo delineado en el análisis, siempre teniendo en foco los requisitos a cumplir.

Disciplina de Implementación que transforma en código maquina lo diseñado. También asume la redacción de los manuales de usuario y todos los demás artefactos que se definan como parte del sistema en explotación más que del proyecto.

Disciplina de Pruebas que define los esquemas de evaluación con los que se determinará si lo desarrollado cumple con los requisitos identificados.

Para cada una, tal y como corresponde a una disciplina, tendremos plenamente identificados los artefactos, trabajadores, herramientas y flujos de trabajo relacionados. En otras palabras: todos los que participan en una de estas disciplinas sabrán siempre que es lo que se espera de ellos, que actividades ejecutar y que artefactos producir.

Espero que en post siguientes podamos explorar el detalle de cada una de nuestras disciplinas centrales de desarrollo así como introducir tanto nuestro modelo de ciclo de vida como las llamadas disciplinas de soporte, las cuales nos ayudarán a tener control sobre el proceso así como a identificar formas de mejorarlo.

El comienzo de esta serie de artículos lo puede ver En Rumbo a un Proceso Definido.

, , , , , , ,

  1. En Rumbo a un Proceso Definido (II) « Tecnología y Synergix

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: